Kuska: artesanía creativa y novedosa en mosaico

Ed. Impresa ARTESANÍA. Kuska es una asociación femenina que cuenta con tres años de vida. Las artesanas elaboran cuadros, portaespejos, mesones, sillas, murales y otros productos con la técnica del mosaiquismo

Por Redacción Central – Los Tiempos – 15/02/2016

 

Elizabeth Leyva

kuska_lostiempos
Un espejo entre las creaciones de mosaico refleja el trabajo de dos de las integrantes de Kuska. – Mauricio Rocabado Periodista Invitado

Pequeñas piezas de mosaico con una diversidad de colores, cemento cola e imaginación, permiten crear objetos y muebles decorativos, que son considerados únicos en su género. Pero más allá de la peculiaridad y belleza de estos productos, se trata de una fuente de ingresos de una asociación femenina artesanal denominada “Kuska”, que utiliza la técnica del mosaiquismo para fabricar mesas de jardín, sillas, espejos, posavasos, macetas, platos, floreros, murales y otros productos.

La asociación está conformada por mujeres que viven en Villa Coronilla. Con tenazas, cortadoras de diamante en mano y sobre todo paciencia, plasman imágenes extractadas de su mente, sobre todo resaltando la temática de la mujer y el medio ambiente.

Este emprendimiento nació el 8 de marzo de 2013. Hasta la fecha cuenta con un stock de productos que son expuestos en su taller, así como otros que fueron hechos y entregados a pedido a clientes del mercado interno como amantes de esta técnica que llevaron sus productos al exterior.

Al inicio, la asociación contó con 15 miembros, entre ellas universitarias, madres y personas de la tercera edad, quienes primero se capacitaron con artistas chilenos por aproximadamente un mes y luego pusieron en práctica lo aprendido.

“No fue fácil, nos costó reunir a las mujeres. Fuimos casa por casa y logramos concentrar a mujeres que quisieran aprender esta técnica”, explica la representante de la asociación, María René Camacho, quien asegura que la técnica, aparte de ser novedosa, funciona también como una terapia contra el estrés.

El material que usan para todos sus proyectos es el reciclado, que lo adquieren a bajo costo de empresas de cerámica que desechan parte de su producción por algunas imperfecciones en el acabado. Las mujeres lo trasladan a su taller y comienzan a crear productos a pedido.

La técnica del mosaiquismo permite que los miembros de la asociación generen sus propios recursos económicos para sostener a sus familias, mantener su taller y sus herramientas de trabajo.

Sus obras son vendidas desde los 10 bolivianos, en el caso de los portavasos, hasta más de 12 mil bolivianos por murales en espacios públicos grandes.

Como uno de sus desafíos, para el 2016, las artesanas presentarán varios proyectos a instituciones públicas donde pretenden intervenir espacios públicos con su trabajo.

Constantemente se abren talleres para capacitar a más mujeres que deseen aprender la técnica y ponerla en práctica. El taller tiene un costo de aproximado de 150 bolivianos.

 

“Mosaiquismo es el arte de unir pequeñas piezas sobre un soporte”

MURALES

En diciembre de 2013, las artesanas, entregaron un mural en el teatro Adela Zamudio en homenaje a la escritora que lleva el mismo nombre. El mural fue elaborado con azulejo reciclado y presenta la inscripción: “Brotar de la nada. Sentirse inmortales, Soñar unas horas. Volver a la tierra”. El mural fue solicitado por la Alcaldía de Cercado.

En febrero de 2014, se entregó la señalética para el barrio Villa Coronilla.

En abril de 2014, se entregaron cuatro cuadros con imágenes de mujeres cochabambinas para la empresa Coboce, que fueron expuestos en la Feicobol de ese año.

En noviembre de 2014 se entregó  una mandala de por lo menos 20 metros de diámetro en la Plaza de los Arrieros.

La Oficina Jurídica para la Mujer solicitó la elaboración de 12 murales con las imágenes de Bartolina Sisa, Adela Zamudio y Manuela Gandarillas que son expuestos en estaciones policiales y otras instituciones de los municipios de Cercado y Quillacollo desde agosto de 2015. Uno de ellos se encuentra en el Tribunal Departamental de Justicia (con la imagen de Bartolina Sisa) entregada el 8 de marzo.

 

KUSKA

La palabra “kuska” proviene del quechua y significa “juntas y a la vez”.

La asociación femenina artesanal fue creada dentro un programa de género que era aplicado por el Martadero y fue dirigido a mujeres, de diferentes edades del sector de Villa Coronilla. El proyecto duró 18 meses y desde ese entonces contaba con 15 miembros.

En ese tiempo fueron capacitadas por especialistas chilenos en el mosaiquismo y otros artistas bolivianos.

Lograron armar un pequeño taller dentro de las instalaciones del Martadero con las herramientas y materiales suficientes para comenzar ese emprendimiento.

El 8 de marzo de 2013 iniciaron formalmente sus actividades como asociación.

Desde esa  fecha, la asociación es autosuficiente y mantiene su taller y la realización de cursos para capacitar a más mujeres que quieran realizar este emprendimiento y generar recursos económicos.

Hoy, la asociación cuenta con seis miembros y más de un centenar de productos realizados y entregados a particulares e instituciones públicas.

Deja un comentario