Nuestra Historia

Kuska nació en 2013 a partir de una visión...

Kuska nació gracias a la curiosidad de una mujer que pasaba por el espacio de mARTadero una y otra vez por sus hij@s en el taller infantil, y siempre pensaba en qué oportunidades ella podría tener a participar también. Esa mujer, Maria René Camacho, que ahora es la líder de los proyectos de Kuska, descubrió que el director del proyecto mARTadero, Fernando García, quería que mARTadero tuviera un nuevo programa que trabajaría en la mejora de La Zona de Villa Coronilla; ellos charlaban sobre el feo estado de esta zona que rodea mARTadero, y con una plataforma de los vecinos de Villa Coronilla, comenzaron planificando proyectos que podría revalorar la zona. Fernando pensó de una propuesta en donde mARTadero podría usar sus propios fondos para realizar un proyecto que combine el empoderamiento de las mujeres y arte; sin embargo, el no queria solo cualquier arte, pero un arte no tradicional que la gente de Cochabamba, hasta Bolivia, no conocía todavía. Asi que despues de unas charlas y investigación, María y Fernando decidieron formar un grupo de mujeres que podrían trabajar en el arte único del mosaiquismo; mARTadero financió las herramientas y la formación mientras María reunió las mujeres. Empezando con mujeres que tenían pasión de arte, Maria busca otras mujeres- amigas, amas de casa, madres- que eran dispuestas aprender la técnica de mosaiquismo. En los primeros meses, las mujeres fueron capacitadas en la técnica de mosaiquismo por artistas chilenos y bolivianos.

 

 

Hoy en dia, Kuska busca empoderar económicamente a las mujeres y embellecer espacios públicos y privados a través del Mosaiquismo en proyectos como planteando murales y creando mandalas. Estos proyectos plantean elementos que revalorizan el patrimonio cultural mientras enfatizan el protagonismo de la mujer a través de darles el poder artístico y creativo a las mujeres de Kuska.

 

Nuestro Nombre 

"Kuska" en la lengua indígena Quechua significa "juntas y una vez".

 

Desde que Kuska fue creada en 2013, nuestro enfoque principal ha sido el empoderamiento de las mujeres económicamente a través del arte, sirviendo a las mujeres desde el principio hasta el final. Además, hemos creído firmemente en la necesidad del trabajo grupal: "juntas para la acción creativa". Al difundir nuestro mensaje de empoderamiento de la mujer y denunciar el feminicidio, somos más fuertes juntas.

 

De este modo elegimos el nombre Kuska no sólo para representar nuestra cultura indígena en Bolivia, sino también para recordarnos nuestra hermandad en nuestra visión compartida del cambio.

 

 

 

Deja un comentario